Lectura y escritura desde una mirada distinta: Bibliomulas Mérida (revista Trampiando)

El proyecto Bibliomulas nace en la Universidad Valle del Momboy, en la ciudad de Valera, estado Trujillo, en el año 2006. A partir de 2010, ...

jueves, 21 de julio de 2022

Lectura y escritura desde una mirada distinta: Bibliomulas Mérida (revista Trampiando)

El proyecto Bibliomulas nace en la Universidad Valle del Momboy, en la ciudad de Valera, estado Trujillo, en el año 2006. A partir de 2010, la Cooperativa Caribana, que se dedica al turismo responsable, asume la réplica y conducción de ese mismo proyecto en el estado Mérida – Venezuela. Este hermoso proyecto funciona en la Urbanización Los Sauzales, compartiendo espacios con otra organización social.

De forma muy cordial Naty Hernández y Juan Carlos Liendo, en representación de todo el gran equipo que conforma Bibliomulas-Mérida, suministraron los detalles que se relatan a continuación sobre la noble labor que desempeñan para llevar la lectura y la escritura hasta  los rincones más apartados. Naty Hernández acompaña este proyecto desde hace cinco años, es Coordinadora de las actividades que se realizan en las comunidades y en la Ludoteca “Gabriele Sanesi”, y Juan Carlos Liendo es el Community Manager y además un enamorado de Bibliomulas que presta su apoyo en las otras actividades que se requieran.

Origen de Bibliomulas Mérida Bibliomulas nace como un proyecto de difusión y sensibilización hacia la lectura en las zonas del páramo: Mucuchíes, Mocao, Picadero, Micarache, Gavidia y zonas aledañas; pero por razones de distancia, logística y sostenibilidad no se pudo dar continuidad al proyecto en esa zona y se traslada a la ciudad de Mérida, donde atiende actualmente a comunidades rurales ubicadas en zonas altas, cercanas a su sede, en sectores como: El Caucho (Las Quebraditas), Pie del Tiro (Los Pinos y Las Cuadras), El Rincón (Loma de la Virgen), Fundación Don Bosco y San José de las Flores, pertenecientes al Municipio Libertador, también asisten a comunidades no rurales que solicitan su servicio. Además, desde hace dos años están atendiendo en la población de Jají a cuatro comunidades de sus alrededores (Municipio Campo Elías). Todas estas comunidades se caracterizan por su difícil acceso geográfico, escasos servicios básicos y tecnológicos, razón por la cual es necesario que Bibliomulas lleve material didáctico a esos espacios.

Metodología de la experiencia de lectura y escritura

Este proyecto, aunque no es de educación formal, está sumamente sistematizado y organizado a partir de un componente académico adecuado al contexto andino como esencia de la filosofía de Bibliomulas; se lleva a cabo en ambientes al aire libre y en casas de las comunidades. Su objetivo es captar comunidades donde haya grupos de niños escolarizados (entre 4 y 15 años aproximadamente), además de maestras(os) para desarrollar un proceso de formación permanente, con el fin de promover el interés por la lectura y la escritura, como prácticas sociales y culturales que contribuyen a elevar la condición humana y a tener una comprensión más amplia del mundo.


Su metodología está compuesta por actividades diseñadas por el equipo de mediadores de lectura para ser desarrolladas durante aproximadamente dos horas. Inician captando la atención de los niños y adolescentes, a través de presentaciones teatrales encabezadas por Pedro Maldonado, teatrero merideño de amplia experiencia, director y creador del Grupo “Comediantes de Mérida”, él se acerca al grupo de niños cantando la canción de Bibliomulas: “Ae ae llegó la Bibliomula, ae ae llegó la Bibliomula” a través de las dinámicas y juegos con dos elementos fundamentales: 1) La Mula “Canela”, es la gran atracción y está asociada a la idiosincrasia de la cultura andina, por ser un animal fuerte para hacer el recorrido de grandes distancias en las zonas altas y empinadas, y al mismo tiempo es un animal dócil y 2) Las alforjas, como contenedores relacionados a la carga de insumos agrícolas de la mula, que en este caso son libros de literatura infantil y de adolescentes con títulos muy variados y atractivos.

Seguidamente, otros mediadores de lectura desarrollan dinámicas de lectura general, narrativa, lectura compartida, entre otras; relacionadas a algún cuento, leyenda o historia de alguno de los libros de la Bibliomula, motivando la lectura como forma de descubrimiento del mundo, ante lo cual el grupo de niños y adolescentes atiende atentamente. Luego, se invita a los niños y adolescentes a tomar libremente algún libro de la alforja, ante lo cual los niños corren emocionados y la dejan vacía. Se les da un tiempo para que los lean, intercambian libros entre ellos y los comentan desde sus propias vivencias, esto permite además que todos participen y opinen, y así poder diagnosticar de forma indirecta los niveles de lectura.

Después, realizan algunas dinámicas y juegos, antes del gran premio: pasear en la mula. La alegría que inunda estos espacios junto con las actividades es difundida a otros niños en las comunidades para que también se acerquen. Finalmente, se despiden cantando nuevamente la canción de Bibliomulas.

Periodicidad de experiencia de lectura y escritura

Esta actividad es semanal y atiende una comunidad por día, en las mañanas o en las tardes y se convierte en un espacio donde también se integra a la familia de los niños y adolescentes, quienes esperan con gran alegría y entusiasmo la llegada de “Canela” y voluntariamente ceden sus casas y otros espacios de la comunidad para el desarrollo de las actividades. Cabe destacar que Bibliomulas ha servido de apoyo a las familias (con su diversidad de integrantes y necesidades) y se ha convertido en muchos casos en el único recurso educativo al cual tenían acceso estas comunidades rurales tan lejanas.

Durante las actividades también se hace énfasis en la escritura. A los niños y adolescentes se les invita a escribir sobre lo leído, han creado libros artesanales utilizando materiales de reciclaje, promoviendo su capacidad de inventiva para armar libros y desarrollar una narrativa de historias creadas y escritas por ellos mismos inspirados en los cuentos e historias leídas. Se trata de una experiencia maravillosa, donde al llegar a la comunidad los niños y adolescentes reciben al equipo de Bibliomulas emocionados por mostrar los cuentos, historias y poemas que han escrito.

Obstáculos y dificultades que han enfrentado A lo largo del tiempo para mantener activo el proyecto de Bibliomulas han tenido que superar dificultades económicas y sociales (producto de la situación del país, la emigración y la pandemia, entre otros). Sus ingresos provienen de “amigos de Bibliomulas”,quienes recaudan ingresos a través de diferentes actividades sociales, y los donan para la adquisición de creyones, lápices, papel, libros, además de la compensación monetaria para el mulero (Sr. Genaro Márquez, que se encarga del traslado y cuidado de Canela), los mediadores de lectura y demás miembros del equipo de Bibliomulas-Mérida. También reciben donaciones de libros usados en buen estado para niños (cuentos, historias, novelas, entre otros). El proyecto quisiera cubrir más comunidades, pero por el momento sus limitados recursos económicos no lo permiten, pues el traslado de “Canela” es muy costoso, por este motivo solo pueden llevarla a las comunidades más cercanas. Sin embargo, a través de la administración de esos pequeños aportes Bibliomulas se mantiene activa planificando y programando las actividades semestrales que realizan en las comunidades rurales.

Ante la pérdida de la mula “Morichala”, emprendieron una campaña de búsqueda y difusión a través de las redes sociales que tuvo gran alcance a nivel nacional, dando a conocer el proyecto y su filosofía, así como el verdadero significado de ver llegar a una comunidad rural la mula cargada con su alforja de libros, debido a lo que esto representa para los niños, adolescentes y familias involucradas, por el hecho que perdería su esencia andina si se sustituyera por otro medio. Sin embargo, durante ese tiempo las actividades de Bibliomulas continuaron, hasta que finalmente luego de varios meses y con los aportes recibidos lograron comprar a la mula “Canela”.

Recordando que la mula, como animal de trabajo agrícola cercano a las casas rurales, es conocida por los niños desde los primeros años, y se convierte en un elemento de captación y estimulación hacia la lectura.

Importancia y ruptura de paradigmas

En el caso de Jají, como es una población lejana de la ciudad, ellos tienen sus alforjas allá y han formado un equipo de cuatro señoras como mediadoras de lectura: Inés, Yenny, Natalia y Marbella, quienes desarrollan sus actividades semanales orientadas por el equipo de Bibliomulas, que las visita ocasionalmente para compartir herramientas formativas. En Jají han encontrado comunidades donde existe un alto nivel de analfabetismo, ha sido necesario que el equipo de mediadoras de lectura haya enseñado a leer y escribir no solamente a los niños, sino también a los familiares adultos, ante lo cual la vida les cambia y el interés de la comunidad es tan alto que generalmente ubican en alguna finca cercana algún equino que sustituya a “Canela”, para que no se pierda la magia y la alegría de la Bibliomulas.


Sin duda alguna, el trabajo realizado en estas comunidades ha puesto en tela de juicio ese dicho de que “a los niños no les gusta leer”. La verdad con la que se han encontrado en estas comunidades es que a los niños les encanta leer, un libro en sus manos se convierte en un elemento totalmente curioso, y desde los más pequeños escuchan atentamente las historias bien entonadas y gestualizadas, visualizan las imágenes y se concentran totalmente, además de cuidar el libro que han tomado como un tesoro que no rayan ni dañan. En el caso de los adolescentes, también han observado en algunas comunidades que tienen señal telefónica celular que respecto a ese dicho de que “los muchachos no sueltan el teléfono”, Bibliomulas ha logrado que los adolescentes dejen el teléfono a un lado durante las dos horas en las que se desarrolla la actividad y tomen alguno de los libros de la alforja, caracterizados por ser muy interesantes y animados. En general, se rompen muchos paradigmas de distracción, debido a los altos niveles de concentración y emoción que se alcanzan en las actividades de lectura y escritura propuestas en las diversas comunidades.

Así, la visión del proyecto Bibliomulas más allá de que todos se conviertan en lectores y escritores, es que muy probablemente un alto porcentaje de esos niños y adolescentes que hoy se acercan a este programa de lectura y escritura van a descubrir al libro como una oportunidad, perdiéndole el miedo. Por lo tanto, cada vez que vean un libro lo van a querer abrir, hojear y revisar porque saben cómo hacerlo, desarrollando sus habilidades de lectura e interpretación. De ahí el objetivo principal de Bibliomulas de apuntar no solo al disfrute de la lectura, sino también al desarrollo de la capacidad de comprender, discernir y opinar sobre una información. Los niños y adolescentes participan libremente de estas actividades de lectura y escritura sin ningún tipo de presión, compartiendo entre las diversas edades y grados que cursen, sin considerar que ninguno es mejor que otro, canalizando su competitividad innata hacia el lado más positivo de intercambio de opiniones e interpretaciones, respecto a las historias y cuentos leídos.

Problemas y necesidades

Por otro lado, entre los problemas y necesidades que esperan resolver en estas comunidades rurales y aldeas lejanas, donde la educación mediada por las TIC no es accesible debido a que los maestros y los niños no cuentan con las condiciones mínimas para ello, es continuar siendo un espacio alternativo de lectura y escritura organizado a través de Bibliomulas. Tomando como norte que la mejor manera de vivir muchas vidas y viajar por el mundo es por medio de la lectura, y aunque no todos los niños que son beneficiados por este proyecto serán lectores y escritores, muchos de ellos tomarán estas herramientas de lectura y escritura para desenvolverse mejor en un futuro, aun proviniendo de familias netamente de agricultores en las que en algunos casos ninguno de sus miembros ha ido a la escuela o siquiera culminado su bachillerato, se involucran y participan con gran entusiasmo en las actividades de Bibliomulas con la esperanza de que sus hijos tengan otras oportunidades de estudio. Por ello seguramente, los niños y adolescentes de estas comunidades rurales que han participado en las actividades de Bibliomulas van a ser más proclives al estudio que aquellos que no lo han hecho, logro que constituye una gran satisfacción para Bibliomulas.

Recursos del proyecto

Entre sus recursos cuentan con una biblioteca bastante amplia, que permite que los libros sean rotados para evitar la repetición en las comunidades. También, tienen la Ludoteca “Gabriele Sanesi” inaugurada en el año 2021, donde se realizan actividades con niños que vienen a la sede de Bibliomulas, a través del contacto con las escuelas y las comunidades que visitan, convirtiéndose en una nueva experiencia de aprendizaje donde se realizan cine foros, juegos, expresiones culturales, visitas a museos a través del uso de las TIC y otras actividades complementarias. Además, la Ludoteca “Gabriele Sanesi” es una de las pocas que está funcionando actualmente en la ciudad y es un espacio abierto a solicitudes de jornadas de recreación a grupos de niños, mediante el cual pueden generar recursos para el mantenimiento de la misma, donde a partir del juego se inicia una experiencia distinta de lectura y escritura acompañados por mediadores de lectura como Naty Hernández y Emilia Márquez que tienen una amplia experiencia en educación y lectoescritura, lo cual contribuye a que los niños pasen una tarde distinta y disfruten.

Presencia y labor en diversos espacios

Aunque el trabajo de Bibliomulas es fundamentalmente en las comunidades rurales, también se han presentado y realizado actividades urbanas, en ferias y eventos culturales en la Plaza Bolívar, Plaza las Heroínas, Centro Cultural “Tulio Febres Cordero”, entre otros. Asimismo, han desarrollado actividades en las comunidades en conjunto con otras fundaciones como Don Bosco y Primeros Auxilios Ulandinos (PAULA). Entonces mientras la familia es atendida en alguno de los programas de salud o atención médica, Bibliomulas desarrolla actividades de recreación, lectura y escritura con los niños durante estas jornadas.

Por lo tanto, el equipo de Bibliomulas trata de estar presente donde la soliciten, llevando la alforja y la mula si es un lugar cercano, de lo contrario “Canela” es sustituida por otro animal equino de la comunidad.

Además, contemplan un programa de formación de animación lectora conducido por la profesora Emilia Márquez, dirigido a quienes deseen participar en este proyecto como animador o promotor de lectura. Generalmente invitan a estos talleres de formación a las maestras de las comunidades que visitan, también a las mamás de los niños y otras personas relacionadas con las escuelas, para que se familiaricen con la metodología de Bibliomulas. Es importante acotar que, Bibliomulas puede ser una opción para realizar labor social o trabajo comunitario de estudiantes de bachillerato o universitarios, quienes se involucran en las actividades tanto en las comunidades, como en la ludoteca.

Impacto y futuro del proyecto

Para conocer el impacto de Bibliomulas en la comunidad, hace tres años se hizo una sistematización de lo realizado desde su origen en el Páramo. En este sentido, se realizó una evaluación y valoración de la experiencia, lo que se debía continuar realizando igual y lo que habría que cambiar a fin de mejorar, cuidando todos los detalles, desde la atención veterinaria de la mula, la familia que cuida a “Canela”, la creación de contenidos, los tipos de dinámicas, entre otros aspectos. De esta sistematización resalta que han aplicado pruebas diagnósticas en las comunidades de manera indirecta a través de ciertas estrategias, hallando como resultado niveles de lectura muy bajos, por ejemplo, niños que cursan 6to grado de educación primaria pero su nivel de lectura y escritura está a nivel de segundo grado, por ello cuentan con registros de los niños y el tiempo que llevan asistiendo a fin de observar y constatar progresivamente el avance de estos niños a través del proyecto.

De igual manera, durante el año 2021 se atendieron más de trescientos ochenta (380) niños y adolescentes en las comunidades. Con el objeto de ir más allá de esta importante cifra, como ejemplo cualitativo del impacto de Bibliomulas, se puede citar al Sr. Genaro Márquez y su esposa la Sra. María de Márquez quienes cuidan y se encargan del traslado de “Canela” hasta la comunidad, pero no solo eso sino que también se involucran con gran atención y cariño en las demás actividades de formación, y sin duda a través de los talleres y actividades de formación en las que ha participado la Sra. María de Márquez se ha generado un cambio en su visión de vida. Este caso es muy similar a la de otros miembros de la comunidad, donde a pesar de no tener una elevada formación académica valoran y estiman la gran importancia del proyecto como oportunidad y esperanza de formación para los niños y adolescentes.

 A futuro, esperan que este proyecto crezca, pero sin perder su esencia y filosofía. Tienen gran disposición para asesorar la réplica de este proyecto en cualquier otro estado andino o agrícola a fin de que continúe extendiéndose, ya que actualmente la única que está activa es Bibliomulas-Mérida. Vislumbran, continuar siendo ese espacio de acompañamiento al niño, su familiar más cercano y a los docentes, donde a través de la lectura y la escritura recrean un mundo mejor en los lugares más humildes y apartados. Su mayor motor es la respuesta que reciben de estas comunidades que los esperan con gran alegría y entusiasmo, mediante la asistencia constante de los niños y jóvenes durante la pandemia y en la actualidad. Todo esto hace que el proyecto y su misión se mantengan más vivos que nunca, conservando siempre las medidas de bioseguridad pero sin perder el norte del proyecto hacia la lectura y la escritura como medio de comprensión y cultivo del pensamiento crítico, para que los niños y jóvenes de las comunidades rurales que participan del proyecto sigan teniendo la oportunidad de sentir un libro en sus manos, hojearlo, y que no se pierda la magia de imaginar otros contextos y a futuro tengan una vida mejor.

lunes, 11 de julio de 2022

No más lejos que un árbol

Hemos tenido la dicha de unirnos a la celebración del aniversario de la Fundación Wanda Di Ferdinando, ocurrido el pasado viernes 8 de julio. Para conmemorar ese día especial, la Fundación ha renovado la tradición de un concierto dedicado a la memoria de la familia Di Ferdinando y al trabajo de la institución.

Esta vez, aprovechando la destreza que todos hemos adquirido en el manejo de encuentros virtuales y, un poco para celebrar también que hemos empezado a trabajar juntos, la celebración de este aniversario tuvo invitados muy especiales ya que, desde el Museo Nacional Rossini en Pesaro, los pequeños violinistas de LiberaMusica se conectaron en vivo con los músicos de la Fundación Don Bosco y con el grupo profesional venezolano Camerata Strings 360.

Fue un momento muy especial cuyo propósito, entre otros, nos vino perfecto: La Fundación Di Ferdinando creo este momento musical como espacio para dar voz a lo que vive Venezuela y potenciar, una vez más y en continuidad con el pasado, el indispensable aporte que la música otorga en el camino educativo


La mañana, por cierto, estuvo dedicada a la comunidad, cosa que para nosotros fue muy interesante ya que nos permitió conocer detalles del funcionamiento de la Fundación Di Ferdinando y los programas que llevan a cabo. Y aunque ya nos habían participado que lo harían, no dejó de sorprendernos muy gratamente que el “leitmotiv” del evento fue el verso “no más lejos que un árbol” del gran poeta venezolano Eugenio Montejo, pertenece al poema “Terredad”. Este poema está centrado en la necesidad, incluso ecológica, de acoger nuestra interdependencia:

Dice así:

"Estar aquí en la tierra: no más distante / que un árbol, ni más incomprensible, / luz en otoño, hinchada en verano, / con lo que somos o no somos, con la sombra, / la memoria, el deseo, hasta el final / ( si hay fin) voz a voz, / casa por casa, / tanto los que traen la tierra, si la traen, / como los que la esperan, si la esperan, / compartiendo juntos cada vez el pan / dos, tres, cuatro, / sin olvidar las sobras para la hormiga / que siempre viaja desde lejanas estrellas / para ser puntual a nuestra hora de cenar / aunque las migajas sean amargas”.



Eso fue además lo que realmente hicimos, por eso nos pareció tan apropiado: aceptar y disfrutar nuestra interdependencia, como sujetos propios de un experimento que con seguridad arrojará excelentes frutos. Lo aseguramos desde nuestra perspectiva de “enlazadores” o posibilitadores de una propuesta mucho mas grande en el que participamos nosotros como Bibliomulas poniéndole empeño a la comunidad de La Vergara Alta, los niños de la Fundación Don Bosco institución con la que tenemos una nutritiva alianza desde hace mucho tiempo y serán altamente beneficiados por esta iniciativa.

Lo mas rescatable, si queremos mencionar algo en particular, fue la hermosa ocasión del pasado 08 de julio. Niños con escasa o ninguna preparación musical, ensayaron arduamente para preparar cuatro canciones que interpretaron desde la sede de la Fundación Don Bosco para el público que allí estaba y para nuestra audiencia congregada en el Museo Nacional Rossini de Pesaro los que recibieron con verdadero entusiasmo su aporte.


Seguro el primero de muchos, el concierto del 8 de julio, nos abrió puertas a un proyecto que anhelamos poner en practica desde hace mucho tiempo: demostrar que la música ejerce un verdadero impacto en la calidad de vida, en el proceso de aprendizaje y en el desarrollo de cualidades intelectuales de niños y adolescentes. 







lunes, 20 de junio de 2022

CANELA RECIBE UNA VISITA MUY ESPECIAL

En la Urbanización Belensate de Mérida funciona la Unidad Educativa COLEGIO NATIVIDAD NIÑO; un instituto muy especial nacido en la sede de AMEPANE asociación civil sin fines de lucro cuyas siglas significan Asociación Merideña de padres y amigos de niños excepcionales. Creada en el año 1985, lleva adelante una experiencia educativa que atiende por igual a niños regulares y niños con necesidades educativas especiales, en un espacio de convivencia que valora el respeto y la aceptación, desde las tempranas edades, pues tiene como objetivo principal la inclusión educativa.

En el año 2018 esta experiencia educativa se extendió hacia el nivel de primaria, promoviendo estrategias y programas de estimulación temprana y de inteligencias múltiples,  que favorecen la atención a la diversidad y distintos modos de aprender.

El día a día nos ocupa para caminar hacia la innovación educativa y transformación de los espacios de aprendizaje para garantizar el crecimiento y desarrollo intelectual de niños y niñas independientemente de cuál sea su situación personal.

La convivencia enmarcada en el respeto y aceptación de las diferencias, busca lograr que los niños y niñas cultiven su sensibilidad, el sentido del otro, y el reconocimiento que cada ser merece.

Con la primaria, en el Colegio Natividad Niño nos planteamos un reto aún mayor,  ahora con niños y niñas más grandes que ya empiezan a incorporar una carga de valores que les aporta el entorno, además de los valores que promueve el colegio en medio de la diversidad.

El colegio valora las experiencias lingüísticas en toda su dimensión y el acercamiento a la lengua escrita y oral a través de literatura infantil, es uno de los caminos que marca el espíritu de curiosidad, una rica imaginación y creatividad, elementos que estarán siempre a favor de la vida de una escuela y de todos los procesos de enseñanza aprendizaje.

La celebración de la Semana del Libro en el mes de abril, actividad que se ha hecho tradicional en el Colegio Natividad Niño desde el 2018, nos llevó a mirar la experiencia con el proyecto Bibliomulas, como  una hermosa oportunidad para que nuestros niños y niñas vivieran la experiencia literaria más allá de las paredes del colegio.

Las narraciones orales y los cuentos interactivos, nos llevaron a memorias ancestrales.

Canela, la mula lectora fue una protagonista interesante y apreciada por los niños  y niñas, pues siempre lleva consigo muchas aventuras guardadas en cada cuento que carga en su alforja.

El paseo con Canela y el canto de los pájaros de ese lugar privilegiado para niños, en la Fundación Don Bosco, alegraron de manera especial esa mañana, entre historias contadas y lecturas de cuentos compartidas entre los niños y las docentes.

lunes, 16 de mayo de 2022

Teatro y lectura

Hablamos bastante a menudo sobre la magia de la lectura, sus significados y múltiples ventajas; sin embargo, también a menudo nos quedamos atrás en cuanto a lo que significa leer con un poco de atención aquellos textos que no necesariamente pueblan nuestras cabezas de fantasía, sino que nos llevan directamente a conocer sus historias mediante otras magias tan especiales como la que vivimos al leer.

Tenemos la buena fortuna de contar en nuestro equipo de colaboradores diarios con personas creativas cuyos aportes trascienden el simple oficio diario de leer o hacer leer para verse en otros; en esa cuenta, estamos llenos de “gente de teatro” con suficiente conocimiento y dedicación para enlazar lo que aquí hacemos con lo que se hace en remotos lugares. Es una magia distinta que apreciamos mucho, tiene todo que ver con literatura y sirve para regalarnos momentos de profunda luminosidad.

El teatro es una expresión artística cuyos orígenes son casi imposibles de definir pues han caminado junto al hombre la ruta de su sobrevivencia, siendo, además, una fuente inagotable de historias que buscan definirnos desde una base común: la literatura que tanto nos empeñamos en difundir. Pues bien, un momento para la alta literatura se hizo a la sombra de Bibliomulas y nosotros nos sentimos más que orgullosos.



Hace un par de semanas, la obra de la gran poeta afroamericana, Maya Angelou, fue llevada a escena por un grupo de talentosos actores y músicos formados en su totalidad en nuestra Mérida querida y nosotros tuvimos el privilegio de apoyarlos y ayudar a que su proyecto, ideado por el merideño Juan Carlos Liendo, pudiera llevarse a cabo, como en efecto ocurrió para alegría de una ciudad que definitivamente comienza a salir del letargo impuesto por circunstancias incontrolables, con la intención de regresar a vivir la emoción de un espectáculo “en vivo”.

“Una mujer fenomenal” el espectáculo teatral basado en la obra de la Sra. Angelou, fue estrenado el pasado 3 de mayo con motivo del 30 aniversario del Centro Venezolano Americano y gozó el merecido reconocimiento a un trabajo bien hecho.



Videos, música, canciones afroamericanas y Góspel, más algo de la muy norteamericana comedia musical, sirven como vehículo para narrar la vida y obra de la poeta, una mujer que vivió una vida a la que solo puede llamársele “excepcional” desde que vino al mundo en St Louis, Missouri, en el año 1928 en un hogar de trabajadores agrícolas afroamericanos, en medio de las grandes diferencias sociales que imperaban,  para segregar socialmente a todos los que nacían en hogares llamados “de color”;  pero, aún más a las mujeres que trataban de abrirse camino hacia una vida independiente y prospera.

-          No hay nadie que sea tratado de manera más injusta en el mundo que la mujer negra-  se le escuchó decir a Maya en alguna oportunidad, con toda la razón.

La mujer negra no solo era sometida a vejaciones que le impedían hasta viajar en autobús, sino que estaba obligada a desempeñar un papel servil y humillado ante los caprichos del hombre. La literatura de Angelou, entonces, le da voz a todos los oprimidos del mundo sirviendo como bandera de lucha en la defensa de los derechos civiles de los ciudadanos.

Con énfasis en su condición de mujer escritora, la obra apoyada parcialmente por Bibliomulas narra estas y otras vivencias del personaje con la intención de dar a conocer un legado poético que no se conoce ampliamente en nuestro país.


Estamos muy contentos de haberlo hecho porque con ello hemos salido de las audiencias cotidianas para involucrarnos un poco más en la vida cultural de Mérida, tal como hacemos ante el trabajo  de varias agrupaciones pioneras en el desarrollo del teatro y las artes. 





sábado, 23 de abril de 2022

CELEBRAMOS EL LIBRO

Es uno de esos días señalados con marcas de diversión y obligación, porque es uno de esos días que nos toca de cerca y nos importa mucho; después de todo somos una biblioteca, es decir, somos el hogar de libros muy especiales: aquellos especialmente destinados a quien empieza a leer, a quien necesita cautivarse con la lectura y hacerlo un hábito, los niños y adolescentes. De modo pues que, el 23 de abril es un día de fiesta que nosotros no pasamos por alto.

Hemos hecho una costumbre celebrar el Dia del libro haciendo homenaje al libro y también a quienes hicieron que esta fecha fuera la escogida para honrar la historia y el oficio de “quienes hacen los libros” e inspiraron este día.

A principios del siglo XVII (1616, para ser exactos) murieron casi simultáneamente dos de los autores que revolucionaron completamente el arte de hacer literatura: Miguel de Cervantes, autor de “Don Quijote de la Mancha” considerada la mejor novela escrita en español de todos los tiempos y William Shakespeare, el autor teatral más representado y alabado durante 4 siglos. Ambos, como ya hemos dicho, murieron el mismo día: 23 de abril de 1616.

Como quiera que, pasados años y años nos dimos cuenta que se trataba de una fecha necesaria en las efemérides del mundo occidental; en 1995 la UNESCO en combinación con la Unión Internacional de Editores, decidieron escoger esta fecha para unificar las celebraciones del libro que ya ocurrían en diversos países del mundo. Un hecho significativo por demás, ya que esa es también una fecha relacionada estrechamente con otros autores de fama mundial, bien por muerte o por nacimiento.

Para BIBLIOMULAS, celebrar al libro es, de muchos modos, celebrarnos a nosotros mismos. Ya hemos dicho que somos una casa de libros que abunda en particularidades: se trata de una casa que no tiene techos ni paredes, solo alforjas que, llenas de libros, viajan a lomo de mula hasta lugares recónditos de la geografía merideña donde no llegan, a veces, ni los maestros.

Por eso, nos tomamos muy en serio el asunto poniendo a funcionar nuestro equipo para que no se pierda el tiempo que debemos dedicar al libro, pues creemos que no hay mejor manera de celebrar el libro que leyendo; sobre todo, leyendo para conocer, no solo los mundos encerrados dentro de las historias que hay en sus páginas, sino tal vez, a quienes hacen posible esos mundos. Así que este año, el mes del libro se convirtió en una celebración que se extenderá por varias semanas más ya que cuenta con el apoyo de destacados escritores residentes en Mérida, quienes han aceptado con gusto y entusiasmo acompañarnos en nuestra fiesta

Nombres como Marisol Carrero, María Luisa Lazzaro, Pedro Maldonado y varios más, estarán junto a Canela y los niños de nuestras comunidades aliadas para descubrir cosas en común. No solo se trata de leer fragmentos de obras con valor universal, como El Principito o Don Quijote, sino también conocer los nuevos proyectos literarios de creadores locales o jugar al teatro recreando historias para apreciar el valor de la palabra.

Aún hay más: también han aprendido a realizar un libro y ahora la mayoría de nuestros niños beneficiarios exhiben con orgullo un libro artesanal que han fabricado después de varios días de taller formativo y empeño, posiblemente la mejor de las actividades que realizamos pues, bien hay que observar el inmenso cariño que todos le pusieron al proyecto de construir un libro y hay que ver, también, lo bonito que le quedó a cada uno el suyo.

No podemos más que sentirnos orgullosos y agradecidos. El Día del Libro (del idioma y de la propiedad intelectual, que eso se celebra igualmente este día) ha sido y seguirá siendo una fiesta que va desde Las Quebraditas hasta El Caucho y de ahí a El Rincón, pasando por todos los recovecos de la montaña hasta llegar a Jají y sus caseríos, para hermanarnos todos en la realidad hermosa que significa descubrir el mundo y recorrerlo a lomo de un libro.






viernes, 8 de abril de 2022

Descubrir un nuevo mundo, en El Valle.

Pocas personas podrían discutir la afirmación de que la zona de El Valle, en la ciudad de Mérida, es un sitio geográfico especialmente hermoso. Un sitio al que casi todos consideramos “un paraíso”. Enclavado en una cuchilla de tierra entre montañas y paramos, El Valle no solo es un paisaje difícil de igualar sino también una comunidad especialmente llamativa por sus dinámicas. Es en realidad un gran vecindario en donde todos se conocen y todos se tratan con la familiaridad de viejos vecinos.

Reclamo turístico por excelencia, es también el hogar de numerosas comunidades situadas dentro de los muchos “recovecos” de las montañas que circundan la única carretera que lo atraviesa. Son comunidades bastante diversas, en las que se mezclan por igual nativos “de toda la vida”, forasteros que han escogido este paradisíaco lugar para establecerse y merideños que renuncian al ajetreo de la ciudad para disfrutar el frio y el fértil verdor de un campo situado a escasos minutos del centro de la ciudad.

Entre estas muchas comunidades que han ido construyendo lo que hoy tiene de pueblito particular El Valle, muy cerca de Alto Viento, existe una empinada loma que da cobijo a unas 40 familias aproximadamente: se trata de La Vergara Alta. Un caserío construido en el pedazo de montaña que deja libre el paso de un caudaloso rio. Un campo para la agricultura a pequeña escala, para convivir con animales y para albergar los sueños de sus moradores.

También, desafortunadamente, una loma con grandes carencias en la que la lucha por completar el día no deja de tener enormes dificultades que muchas veces sencillamente se atienden entre vecinos tanto como se puede.  Es por eso que nos ha parecido prodigioso descubrirla e incluirla en nuestros itinerarios de trabajo.

Ya hemos tenido la dicha de visitarlos en dos oportunidades. La primera vez, como parte de un operativo medico social en combinación con la gente de la Fundación Primeros Auxilios ULA y la segunda vez, el sábado pasado, día en que tuvimos una mañana especialmente grata de “asalto” a la comunidad para disfrutar una jornada llena de teatro, libros, paseos y mucha alegría.

Aunque este tipo de actividades se realizan cada cierto tiempo con el objetivo de captar nuevas audiencias ya que a nosotros nos corresponde trabajar "al revés"; es decir, nos corresponde buscar las comunidades que puedan necesitarnos, en lugar de esperar que ellos vengan en nuestra búsqueda, el trabajo en La Vergara Alta tiene características muy especiales cuyo abordaje ha sido necesario desde el primer día, planteado como un proceso de seguimiento y apoyo permanente que faciliten intervención en asuntos relacionados con la salud de algunos de nuestros nuevos amigos y el proceso educativo de sus niños.

Es un nuevo espacio que nos permitirá ir desarrollando un trabajo tranquilo de captación con el que abonaremos terreno para sumarlo al objetivo de promoción lectora de Bibliomulas.

Gracias a la gente de La Vergara Alta por darnos la bienvenida y por el brillante futuro que nos espera.



miércoles, 23 de marzo de 2022

Un feliz primer año

Una analogía que nos gusta usar en nuestro trabajo es la que nos compara a los legendarios “Sherpas”, hombres casi míticos sin quienes es casi imposible alcanzar la cumbre del Everest, ya que son quienes asumen todo el trabajo duro que, sin ellos, los montañistas tendrían que resolver en soledad, exponiéndose a la probable frustración del sueño de alcanzar la cima del mundo. Conocer a profundidad a los porteadores de la montaña, nosotros, que tenemos a la cumbre más alta de nuestro país, el Pico Bolívar, vigilándonos desde nuestra ventana, es apenas lógico. Tanto, como comparar nuestro trabajo diario con la preparación que debe recibir un escalador antes de atreverse a emprender camino. Eso lo hemos visto con claridad al mirar atrás para festejar el primer aniversario de la Ludoteca Gabriele Sanesi, con una linda fiesta cuya inspiración fueron precisamente los sherpas nepalíes.

Un año pasa volando, dice el dicho. Es cierto. Un año se ha convertido en una medida de tiempo casi imposible de contener, aun así, fijar su paso en la memoria es indispensable. Sobre todo, cuando llegar a la fecha de apertura, como en nuestro caso llegamos el pasado 17 de marzo, significó un camino lleno de obstáculos: un sueño largamente deseado, por el que trabajamos duramente y cuyas puertas dieron paso franco a niños de todas nuestras comunidades beneficiarias, o de vecinos,  el 17 de marzo de 2021.

Trabajado desde hace, por lo menos tres años, reposado en la mente de los que hacemos vida en Bibliomulas desde mucho antes; el proyecto cuyo primer aniversario estamos celebrando, fue ideado para la realización de actividades que pretenden generar un sentido de intercambio e interacción entre grupos etarios, propiciar el  acercamiento a la palabra escrita, a la exploración del mundo de manera creativa, a despertar la fantasía, mediante el arte, la música, el apoyo en la ciencia y en el atractivo de la tecnología,  la aproximación orientada  a  juegos y  juguetes de diversos tipos y con diversidad de propósitos.


Propósitos que ahora vemos cumplidos y aumentando,  gracias a la excelente acogida que recibe, convirtiéndonos a nosotros en “sherpas” de sus dificultades y porteadores de su enseñanza. Llegar a este día, atravesando un periodo de tantas incertidumbres como fue, por ejemplo, el año 2020; o, vivir cada día añorando el momento en que podríamos volver a reunirnos con estudiantes y docentes cara a cara, fue posiblemente, lo más alto que nos tocó escalar. Conseguir los apoyos concretos para su realización, el lado más amable de esta historia; baste pues con recordar las palabras de Giacomo Sanesi, el principal impulsor y patrocinador de este proyecto, cuando finalmente pudimos abrir las puertas de la Ludoteca (bautizada con el nombre de su padre, como pequeña señal de agradecimiento)

-          Creemos en Bibliomulas porque, así como en la infancia de mis padres, las mulas transportaban armas para la guerra, ahora transportan libros para que los niños aprendan a entender un mundo más humano y hagan la paz. Mi padre, Gabriele fue quien me enseñó a leer, por eso estoy feliz de que la Ludoteca lleve su nombre -


Tal como sucedió en su apertura, nosotros no podemos más que festejar y agradecer la cercana presencia de colaboradores, amigos y beneficiarios del programa Bibliomulas Mérida, que ahora expande su radio de acción desde un espacio bonito y amable concebido para cosas buenas que se van alternando día a día con los paseos de Canela, la alforja de libros y sus niños encantados.

Así como los Sherpas, quienes con gran felicidad bendicen la montaña y cuidan la vida de los que se atreven a entrar en ella, nosotros, cuidamos el legado de los Sanesi llevando adelante un programa largamente pensado y anhelado que hoy recibe con entusiasmo a quienes se atreven a entrar en ella.

Gracias, que los deseos recibidos se hagan realidad cada día.






martes, 22 de febrero de 2022

En Jají, aliados por la salud y la lectura

Nuevamente tuvimos la oportunidad, el pasado sábado 19 de febrero, de acompañar a nuestros aliados la Fundación Primeros Auxilios Ulandinos, (PAULA) y sus colaboradores, Basic Health International (BHI) y Cáritas, a la población de Jají, en el municipio Campo Elías de nuestro estado, para llevar a cabo una jornada médica gratuita como parte de un programa de extensión de asistencia médica a las poblaciones rurales de nuestra ciudad.

El Dr. Roald Gómez, directivo de PAULA, informó que durante este operativo recibieron asistencia médica un total de 94 niños y 95 adultos, entre estas, 23 mujeres en edad fértil a quienes se les realizó citologías de cuello uterino como parte de la campaña de prevención y despistaje del cáncer de útero que llevan adelante las organizaciones de salud de Mérida.

Asimismo, se hizo entrega de medicamentos a un total de 166 pacientes que requerían tratamiento y fueron diagnosticados durante esta jornada. Para hacer posible esa ayuda, contamos también con la participación de la organización Una Mirada hacia Venezuela.

Cómo siempre, a nosotros, en compañía de nuestros amigos de "Comediantes de Mérida" nos tocó desplegar humor y libros para atender la curiosidad de los pequeños asistentes y sus familiares. De modo que fue un sábado muy especial, lleno de teatro, lecturas, paseos a caballo (no podemos llevar con nosotros a Canela, cuando vamos a los operativos) y, sobre todo, lleno de atención dedicada a una parte de los numerosos problemas que afectan a esa comunidad.

Nos hace mucha ilusión ser parte de estas jornadas médicas gratuitas, porque son el resultado de acciones conjuntas entre aliados. Para hacerla posible, es bueno recordar que contamos con la intervención directa o indirecta de un amplio número de organizaciones que hacen vida en Mérida y/o apoyan sus programas desde otros lugares. De modo que no existe mejor prueba de todo el bien que le hace a nuestra sociedad aprender a trabajar unidos y por todos.





sábado, 12 de febrero de 2022

El Espacio Anna Frank viene a Bibliomulas


El espacio Anna Frank promueve la coexistencia, el respeto y la valentía moral para la reconstrucción del tejido social de nuestro país. Dentro de ese postulado, nosotros nos sentimos identificados y, sobre todo, bienvenidos; ese es el motivo principal por el que tanto hemos disfrutado la reciente visita de una parte de su equipo, en ocasión de cumplir una parte de la gira cultural que los lleva por Venezuela con la exposición “El odio a los judíos”.

Tuvimos la oportunidad de recibirlos y prepara una nutritiva jornada de trabajo en la que ocurrió una larga conversación sobre sus planes y los nuestros, y pudimos comparar realidades; aunque ellos son una organización más dedicada a la promoción de otros objetivos, coincidimos en la valoración que damos a la educación como llave fundamental para la construcción de un futuro digno.

También, por supuesto, en el trabajo dirigido a comunidades menos favorecidas o en riesgo, De hecho, ellos adelantan trabajos parecidos a los nuestros en zonas urbanas tan difíciles como algunas barriadas de Petare y zonas conflictivas de la capital de Venezuela. Al final, por supuesto, descubrimos también que nos acerca la pasión por vivir una historia de similitudes que, a pesar de la distancia, nos acerca.

Estamos muy agradecidos, sobre todo porque estamos seguros que este es solo el inicio de un valioso intercambio que traerá muchos beneficios a todos los que, como ellos, día a día nos montamos en nuestra mula para recorrer la vida.



Fotografias. Anthony Camargo
@anthonycamargo7


lunes, 7 de febrero de 2022

Visita de la Encargada de Negocios, a.i. de la República de Polonia

El pasado 1 de febrero tuvimos el gusto de recibir la visita de una antigua amiga, la Señora Milena Lukasiewicz, Encargada de Negocios, a.i. de la Embajada de la República de Polonia en Venezuela.

La Sra, Lukasiewicz conoció Bibliomulas hace algunos años y desde entonces ha sido admiradora y buen apoyo de nuestro trabajo, por eso, en ocasión de encontrarse en Mérida por razones propias de su alta responsabilidad, vino a hacernos una visita.

Nos acompañó a "Las Quebraditas" y compartió un rato muy ameno en el que nos dejó algunos obsequios e hizo pasar un rato muy divertido a los niños contando historias sobre su país y su cultura.

Agradecemos mucho esta visita porque nos permite mantener unos lazos de amistad que nos agradan mucho y son muy útiles: en algún momento ella dijo a los niños que "cuando hablo de Bibliomulas a la gente de mi país, les cuesta entenderlo, porque no lo imaginan, esto es propio de ustedes y debemos cuidarlo"

Ese es, exactamente, el tipo de mensaje que nos gusta dejar. Existe un verdadero interés de nuestra parte por conservar el espíritu autóctono, un poco "pueblerino" de nuestro trabajo,  en su justa dimensión.

No se trata de estimular un cierto tipo de anacronismo, en realidad queremos que la rusticidad del trabajo deje a los niños una lección de esfuerzo y deseos de poner empeño en su formación.

Por eso, nos sentimos honrados de conservar esa manera de hacer las cosas y de que sea reconocido con cariño por quienes nos visitan

Gracias!!