Teatro y lectura

Hablamos bastante a menudo sobre la magia de la lectura, sus significados y múltiples ventajas; sin embargo, también a menudo nos quedamos a...

lunes, 16 de mayo de 2022

Teatro y lectura

Hablamos bastante a menudo sobre la magia de la lectura, sus significados y múltiples ventajas; sin embargo, también a menudo nos quedamos atrás en cuanto a lo que significa leer con un poco de atención aquellos textos que no necesariamente pueblan nuestras cabezas de fantasía, sino que nos llevan directamente a conocer sus historias mediante otras magias tan especiales como la que vivimos al leer.

Tenemos la buena fortuna de contar en nuestro equipo de colaboradores diarios con personas creativas cuyos aportes trascienden el simple oficio diario de leer o hacer leer para verse en otros; en esa cuenta, estamos llenos de “gente de teatro” con suficiente conocimiento y dedicación para enlazar lo que aquí hacemos con lo que se hace en remotos lugares. Es una magia distinta que apreciamos mucho, tiene todo que ver con literatura y sirve para regalarnos momentos de profunda luminosidad.

El teatro es una expresión artística cuyos orígenes son casi imposibles de definir pues han caminado junto al hombre la ruta de su sobrevivencia, siendo, además, una fuente inagotable de historias que buscan definirnos desde una base común: la literatura que tanto nos empeñamos en difundir. Pues bien, un momento para la alta literatura se hizo a la sombra de Bibliomulas y nosotros nos sentimos más que orgullosos.



Hace un par de semanas, la obra de la gran poeta afroamericana, Maya Angelou, fue llevada a escena por un grupo de talentosos actores y músicos formados en su totalidad en nuestra Mérida querida y nosotros tuvimos el privilegio de apoyarlos y ayudar a que su proyecto, ideado por el merideño Juan Carlos Liendo, pudiera llevarse a cabo, como en efecto ocurrió para alegría de una ciudad que definitivamente comienza a salir del letargo impuesto por circunstancias incontrolables, con la intención de regresar a vivir la emoción de un espectáculo “en vivo”.

“Una mujer fenomenal” el espectáculo teatral basado en la obra de la Sra. Angelou, fue estrenado el pasado 3 de mayo con motivo del 30 aniversario del Centro Venezolano Americano y gozó el merecido reconocimiento a un trabajo bien hecho.



Videos, música, canciones afroamericanas y Góspel, más algo de la muy norteamericana comedia musical, sirven como vehículo para narrar la vida y obra de la poeta, una mujer que vivió una vida a la que solo puede llamársele “excepcional” desde que vino al mundo en St Louis, Missouri, en el año 1928 en un hogar de trabajadores agrícolas afroamericanos, en medio de las grandes diferencias sociales que imperaban,  para segregar socialmente a todos los que nacían en hogares llamados “de color”;  pero, aún más a las mujeres que trataban de abrirse camino hacia una vida independiente y prospera.

-          No hay nadie que sea tratado de manera más injusta en el mundo que la mujer negra-  se le escuchó decir a Maya en alguna oportunidad, con toda la razón.

La mujer negra no solo era sometida a vejaciones que le impedían hasta viajar en autobús, sino que estaba obligada a desempeñar un papel servil y humillado ante los caprichos del hombre. La literatura de Angelou, entonces, le da voz a todos los oprimidos del mundo sirviendo como bandera de lucha en la defensa de los derechos civiles de los ciudadanos.

Con énfasis en su condición de mujer escritora, la obra apoyada parcialmente por Bibliomulas narra estas y otras vivencias del personaje con la intención de dar a conocer un legado poético que no se conoce ampliamente en nuestro país.


Estamos muy contentos de haberlo hecho porque con ello hemos salido de las audiencias cotidianas para involucrarnos un poco más en la vida cultural de Mérida, tal como hacemos ante el trabajo  de varias agrupaciones pioneras en el desarrollo del teatro y las artes. 





sábado, 23 de abril de 2022

CELEBRAMOS EL LIBRO

Es uno de esos días señalados con marcas de diversión y obligación, porque es uno de esos días que nos toca de cerca y nos importa mucho; después de todo somos una biblioteca, es decir, somos el hogar de libros muy especiales: aquellos especialmente destinados a quien empieza a leer, a quien necesita cautivarse con la lectura y hacerlo un hábito, los niños y adolescentes. De modo pues que, el 23 de abril es un día de fiesta que nosotros no pasamos por alto.

Hemos hecho una costumbre celebrar el Dia del libro haciendo homenaje al libro y también a quienes hicieron que esta fecha fuera la escogida para honrar la historia y el oficio de “quienes hacen los libros” e inspiraron este día.

A principios del siglo XVII (1616, para ser exactos) murieron casi simultáneamente dos de los autores que revolucionaron completamente el arte de hacer literatura: Miguel de Cervantes, autor de “Don Quijote de la Mancha” considerada la mejor novela escrita en español de todos los tiempos y William Shakespeare, el autor teatral más representado y alabado durante 4 siglos. Ambos, como ya hemos dicho, murieron el mismo día: 23 de abril de 1616.

Como quiera que, pasados años y años nos dimos cuenta que se trataba de una fecha necesaria en las efemérides del mundo occidental; en 1995 la UNESCO en combinación con la Unión Internacional de Editores, decidieron escoger esta fecha para unificar las celebraciones del libro que ya ocurrían en diversos países del mundo. Un hecho significativo por demás, ya que esa es también una fecha relacionada estrechamente con otros autores de fama mundial, bien por muerte o por nacimiento.

Para BIBLIOMULAS, celebrar al libro es, de muchos modos, celebrarnos a nosotros mismos. Ya hemos dicho que somos una casa de libros que abunda en particularidades: se trata de una casa que no tiene techos ni paredes, solo alforjas que, llenas de libros, viajan a lomo de mula hasta lugares recónditos de la geografía merideña donde no llegan, a veces, ni los maestros.

Por eso, nos tomamos muy en serio el asunto poniendo a funcionar nuestro equipo para que no se pierda el tiempo que debemos dedicar al libro, pues creemos que no hay mejor manera de celebrar el libro que leyendo; sobre todo, leyendo para conocer, no solo los mundos encerrados dentro de las historias que hay en sus páginas, sino tal vez, a quienes hacen posible esos mundos. Así que este año, el mes del libro se convirtió en una celebración que se extenderá por varias semanas más ya que cuenta con el apoyo de destacados escritores residentes en Mérida, quienes han aceptado con gusto y entusiasmo acompañarnos en nuestra fiesta

Nombres como Marisol Carrero, María Luisa Lazzaro, Pedro Maldonado y varios más, estarán junto a Canela y los niños de nuestras comunidades aliadas para descubrir cosas en común. No solo se trata de leer fragmentos de obras con valor universal, como El Principito o Don Quijote, sino también conocer los nuevos proyectos literarios de creadores locales o jugar al teatro recreando historias para apreciar el valor de la palabra.

Aún hay más: también han aprendido a realizar un libro y ahora la mayoría de nuestros niños beneficiarios exhiben con orgullo un libro artesanal que han fabricado después de varios días de taller formativo y empeño, posiblemente la mejor de las actividades que realizamos pues, bien hay que observar el inmenso cariño que todos le pusieron al proyecto de construir un libro y hay que ver, también, lo bonito que le quedó a cada uno el suyo.

No podemos más que sentirnos orgullosos y agradecidos. El Día del Libro (del idioma y de la propiedad intelectual, que eso se celebra igualmente este día) ha sido y seguirá siendo una fiesta que va desde Las Quebraditas hasta El Caucho y de ahí a El Rincón, pasando por todos los recovecos de la montaña hasta llegar a Jají y sus caseríos, para hermanarnos todos en la realidad hermosa que significa descubrir el mundo y recorrerlo a lomo de un libro.






viernes, 8 de abril de 2022

Descubrir un nuevo mundo, en El Valle.

Pocas personas podrían discutir la afirmación de que la zona de El Valle, en la ciudad de Mérida, es un sitio geográfico especialmente hermoso. Un sitio al que casi todos consideramos “un paraíso”. Enclavado en una cuchilla de tierra entre montañas y paramos, El Valle no solo es un paisaje difícil de igualar sino también una comunidad especialmente llamativa por sus dinámicas. Es en realidad un gran vecindario en donde todos se conocen y todos se tratan con la familiaridad de viejos vecinos.

Reclamo turístico por excelencia, es también el hogar de numerosas comunidades situadas dentro de los muchos “recovecos” de las montañas que circundan la única carretera que lo atraviesa. Son comunidades bastante diversas, en las que se mezclan por igual nativos “de toda la vida”, forasteros que han escogido este paradisíaco lugar para establecerse y merideños que renuncian al ajetreo de la ciudad para disfrutar el frio y el fértil verdor de un campo situado a escasos minutos del centro de la ciudad.

Entre estas muchas comunidades que han ido construyendo lo que hoy tiene de pueblito particular El Valle, muy cerca de Alto Viento, existe una empinada loma que da cobijo a unas 40 familias aproximadamente: se trata de La Vergara Alta. Un caserío construido en el pedazo de montaña que deja libre el paso de un caudaloso rio. Un campo para la agricultura a pequeña escala, para convivir con animales y para albergar los sueños de sus moradores.

También, desafortunadamente, una loma con grandes carencias en la que la lucha por completar el día no deja de tener enormes dificultades que muchas veces sencillamente se atienden entre vecinos tanto como se puede.  Es por eso que nos ha parecido prodigioso descubrirla e incluirla en nuestros itinerarios de trabajo.

Ya hemos tenido la dicha de visitarlos en dos oportunidades. La primera vez, como parte de un operativo medico social en combinación con la gente de la Fundación Primeros Auxilios ULA y la segunda vez, el sábado pasado, día en que tuvimos una mañana especialmente grata de “asalto” a la comunidad para disfrutar una jornada llena de teatro, libros, paseos y mucha alegría.

Aunque este tipo de actividades se realizan cada cierto tiempo con el objetivo de captar nuevas audiencias ya que a nosotros nos corresponde trabajar "al revés"; es decir, nos corresponde buscar las comunidades que puedan necesitarnos, en lugar de esperar que ellos vengan en nuestra búsqueda, el trabajo en La Vergara Alta tiene características muy especiales cuyo abordaje ha sido necesario desde el primer día, planteado como un proceso de seguimiento y apoyo permanente que faciliten intervención en asuntos relacionados con la salud de algunos de nuestros nuevos amigos y el proceso educativo de sus niños.

Es un nuevo espacio que nos permitirá ir desarrollando un trabajo tranquilo de captación con el que abonaremos terreno para sumarlo al objetivo de promoción lectora de Bibliomulas.

Gracias a la gente de La Vergara Alta por darnos la bienvenida y por el brillante futuro que nos espera.



miércoles, 23 de marzo de 2022

Un feliz primer año

Una analogía que nos gusta usar en nuestro trabajo es la que nos compara a los legendarios “Sherpas”, hombres casi míticos sin quienes es casi imposible alcanzar la cumbre del Everest, ya que son quienes asumen todo el trabajo duro que, sin ellos, los montañistas tendrían que resolver en soledad, exponiéndose a la probable frustración del sueño de alcanzar la cima del mundo. Conocer a profundidad a los porteadores de la montaña, nosotros, que tenemos a la cumbre más alta de nuestro país, el Pico Bolívar, vigilándonos desde nuestra ventana, es apenas lógico. Tanto, como comparar nuestro trabajo diario con la preparación que debe recibir un escalador antes de atreverse a emprender camino. Eso lo hemos visto con claridad al mirar atrás para festejar el primer aniversario de la Ludoteca Gabriele Sanesi, con una linda fiesta cuya inspiración fueron precisamente los sherpas nepalíes.

Un año pasa volando, dice el dicho. Es cierto. Un año se ha convertido en una medida de tiempo casi imposible de contener, aun así, fijar su paso en la memoria es indispensable. Sobre todo, cuando llegar a la fecha de apertura, como en nuestro caso llegamos el pasado 17 de marzo, significó un camino lleno de obstáculos: un sueño largamente deseado, por el que trabajamos duramente y cuyas puertas dieron paso franco a niños de todas nuestras comunidades beneficiarias, o de vecinos,  el 17 de marzo de 2021.

Trabajado desde hace, por lo menos tres años, reposado en la mente de los que hacemos vida en Bibliomulas desde mucho antes; el proyecto cuyo primer aniversario estamos celebrando, fue ideado para la realización de actividades que pretenden generar un sentido de intercambio e interacción entre grupos etarios, propiciar el  acercamiento a la palabra escrita, a la exploración del mundo de manera creativa, a despertar la fantasía, mediante el arte, la música, el apoyo en la ciencia y en el atractivo de la tecnología,  la aproximación orientada  a  juegos y  juguetes de diversos tipos y con diversidad de propósitos.


Propósitos que ahora vemos cumplidos y aumentando,  gracias a la excelente acogida que recibe, convirtiéndonos a nosotros en “sherpas” de sus dificultades y porteadores de su enseñanza. Llegar a este día, atravesando un periodo de tantas incertidumbres como fue, por ejemplo, el año 2020; o, vivir cada día añorando el momento en que podríamos volver a reunirnos con estudiantes y docentes cara a cara, fue posiblemente, lo más alto que nos tocó escalar. Conseguir los apoyos concretos para su realización, el lado más amable de esta historia; baste pues con recordar las palabras de Giacomo Sanesi, el principal impulsor y patrocinador de este proyecto, cuando finalmente pudimos abrir las puertas de la Ludoteca (bautizada con el nombre de su padre, como pequeña señal de agradecimiento)

-          Creemos en Bibliomulas porque, así como en la infancia de mis padres, las mulas transportaban armas para la guerra, ahora transportan libros para que los niños aprendan a entender un mundo más humano y hagan la paz. Mi padre, Gabriele fue quien me enseñó a leer, por eso estoy feliz de que la Ludoteca lleve su nombre -


Tal como sucedió en su apertura, nosotros no podemos más que festejar y agradecer la cercana presencia de colaboradores, amigos y beneficiarios del programa Bibliomulas Mérida, que ahora expande su radio de acción desde un espacio bonito y amable concebido para cosas buenas que se van alternando día a día con los paseos de Canela, la alforja de libros y sus niños encantados.

Así como los Sherpas, quienes con gran felicidad bendicen la montaña y cuidan la vida de los que se atreven a entrar en ella, nosotros, cuidamos el legado de los Sanesi llevando adelante un programa largamente pensado y anhelado que hoy recibe con entusiasmo a quienes se atreven a entrar en ella.

Gracias, que los deseos recibidos se hagan realidad cada día.






martes, 22 de febrero de 2022

En Jají, aliados por la salud y la lectura

Nuevamente tuvimos la oportunidad, el pasado sábado 19 de febrero, de acompañar a nuestros aliados la Fundación Primeros Auxilios Ulandinos, (PAULA) y sus colaboradores, Basic Health International (BHI) y Cáritas, a la población de Jají, en el municipio Campo Elías de nuestro estado, para llevar a cabo una jornada médica gratuita como parte de un programa de extensión de asistencia médica a las poblaciones rurales de nuestra ciudad.

El Dr. Roald Gómez, directivo de PAULA, informó que durante este operativo recibieron asistencia médica un total de 94 niños y 95 adultos, entre estas, 23 mujeres en edad fértil a quienes se les realizó citologías de cuello uterino como parte de la campaña de prevención y despistaje del cáncer de útero que llevan adelante las organizaciones de salud de Mérida.

Asimismo, se hizo entrega de medicamentos a un total de 166 pacientes que requerían tratamiento y fueron diagnosticados durante esta jornada. Para hacer posible esa ayuda, contamos también con la participación de la organización Una Mirada hacia Venezuela.

Cómo siempre, a nosotros, en compañía de nuestros amigos de "Comediantes de Mérida" nos tocó desplegar humor y libros para atender la curiosidad de los pequeños asistentes y sus familiares. De modo que fue un sábado muy especial, lleno de teatro, lecturas, paseos a caballo (no podemos llevar con nosotros a Canela, cuando vamos a los operativos) y, sobre todo, lleno de atención dedicada a una parte de los numerosos problemas que afectan a esa comunidad.

Nos hace mucha ilusión ser parte de estas jornadas médicas gratuitas, porque son el resultado de acciones conjuntas entre aliados. Para hacerla posible, es bueno recordar que contamos con la intervención directa o indirecta de un amplio número de organizaciones que hacen vida en Mérida y/o apoyan sus programas desde otros lugares. De modo que no existe mejor prueba de todo el bien que le hace a nuestra sociedad aprender a trabajar unidos y por todos.





sábado, 12 de febrero de 2022

El Espacio Anna Frank viene a Bibliomulas


El espacio Anna Frank promueve la coexistencia, el respeto y la valentía moral para la reconstrucción del tejido social de nuestro país. Dentro de ese postulado, nosotros nos sentimos identificados y, sobre todo, bienvenidos; ese es el motivo principal por el que tanto hemos disfrutado la reciente visita de una parte de su equipo, en ocasión de cumplir una parte de la gira cultural que los lleva por Venezuela con la exposición “El odio a los judíos”.

Tuvimos la oportunidad de recibirlos y prepara una nutritiva jornada de trabajo en la que ocurrió una larga conversación sobre sus planes y los nuestros, y pudimos comparar realidades; aunque ellos son una organización más dedicada a la promoción de otros objetivos, coincidimos en la valoración que damos a la educación como llave fundamental para la construcción de un futuro digno.

También, por supuesto, en el trabajo dirigido a comunidades menos favorecidas o en riesgo, De hecho, ellos adelantan trabajos parecidos a los nuestros en zonas urbanas tan difíciles como algunas barriadas de Petare y zonas conflictivas de la capital de Venezuela. Al final, por supuesto, descubrimos también que nos acerca la pasión por vivir una historia de similitudes que, a pesar de la distancia, nos acerca.

Estamos muy agradecidos, sobre todo porque estamos seguros que este es solo el inicio de un valioso intercambio que traerá muchos beneficios a todos los que, como ellos, día a día nos montamos en nuestra mula para recorrer la vida.



Fotografias. Anthony Camargo
@anthonycamargo7


lunes, 7 de febrero de 2022

Visita de la Encargada de Negocios, a.i. de la República de Polonia

El pasado 1 de febrero tuvimos el gusto de recibir la visita de una antigua amiga, la Señora Milena Lukasiewicz, Encargada de Negocios, a.i. de la Embajada de la República de Polonia en Venezuela.

La Sra, Lukasiewicz conoció Bibliomulas hace algunos años y desde entonces ha sido admiradora y buen apoyo de nuestro trabajo, por eso, en ocasión de encontrarse en Mérida por razones propias de su alta responsabilidad, vino a hacernos una visita.

Nos acompañó a "Las Quebraditas" y compartió un rato muy ameno en el que nos dejó algunos obsequios e hizo pasar un rato muy divertido a los niños contando historias sobre su país y su cultura.

Agradecemos mucho esta visita porque nos permite mantener unos lazos de amistad que nos agradan mucho y son muy útiles: en algún momento ella dijo a los niños que "cuando hablo de Bibliomulas a la gente de mi país, les cuesta entenderlo, porque no lo imaginan, esto es propio de ustedes y debemos cuidarlo"

Ese es, exactamente, el tipo de mensaje que nos gusta dejar. Existe un verdadero interés de nuestra parte por conservar el espíritu autóctono, un poco "pueblerino" de nuestro trabajo,  en su justa dimensión.

No se trata de estimular un cierto tipo de anacronismo, en realidad queremos que la rusticidad del trabajo deje a los niños una lección de esfuerzo y deseos de poner empeño en su formación.

Por eso, nos sentimos honrados de conservar esa manera de hacer las cosas y de que sea reconocido con cariño por quienes nos visitan

Gracias!!