Lectura y escritura desde una mirada distinta: Bibliomulas Mérida (revista Trampiando)

El proyecto Bibliomulas nace en la Universidad Valle del Momboy, en la ciudad de Valera, estado Trujillo, en el año 2006. A partir de 2010, ...

domingo, 28 de marzo de 2021

OFICIALMENTE, LA LUDOTECA ES UN HECHO

El pasado miércoles 17 de  marzo, vivimos la oportunidad de reencontrarnos con la esencia de lo que somos. A pesar de todas las vicisitudes y malos días vividos, le pusimos formal cara a una buena noticia que, sobre todo, es un sueño largamente deseado, por el que trabajamos duramente: el miércoles pusimos en funcionamiento, con un sencillo acto lleno de rostros afectuosos y cercanos, la Ludoteca Gabriele Sanesi.

Descrita como un escenario propicio para que niños y adolescentes disfruten la aventura de imaginar, combinar, modificar, construir y re-crear, mediante prácticas lúdicas de animación que les permitan el acercamiento a libros, a la experimentación, a medios tecnológicos, al disfrute de juguetes y juegos que les favorezcan en aspectos cognoscitivos, emocionales y de interacción social; la ludoteca se concibe como un espacio organizado para el entretenimiento, abierto a la aventura de  aprender desde una postura divertida dirigida a bebes y a sus padres, niños y adolescentes.

El proyecto que ya es una realidad fue ideado para la realización de actividades que pretenden generar un sentido de intercambio e interacción entre grupos etarios, propiciar el  acercamiento a la palabra escrita, a la exploración del mundo de manera creativa, a despertar la fantasía, mediante el arte, la música, el apoyo en la ciencia y en el atractivo de la tecnología,  la aproximación orientada  a  juegos y  juguetes de diversos tipos y con diversidad de propósitos.


Le hemos puesto corazón y ganas, sobre todo después de habernos quedado sin el apoyo de Morichala, la mula que es la razón de ser de nuestra organización, pues comprendimos rápidamente que la ludoteca será seguramente un espacio que suplirá en buena medida lo que Morichala nos permitía y además, abrirá caminos para emprender tareas en otras áreas de fundamental importancia para nosotros.

-          Creemos en Bibliomulas porque así como en la infancia de mis padres, las mulas transportaban armas para la guerra, ahora transportan libros para que los niños aprendan a entender un mundo más humano y hagan la paz. Mi padre, Gabriele fue quien me enseño a leer, por eso estoy feliz de que la Ludoteca lleve su nombre

Quien así habla es Giacomo Sanesi, el principal promotor de este nuevo plan. Sanesi, amigo de Bibliomulas desde hace algunos años vino de visita hace algún tiempo y en esa visita hablamos por primera vez  de la ludoteca. Como él se entusiasmó con la idea, decidió convertir su boda que se realizaría pronto en Italia, en una gran fiesta de recolección de fondos para poder construir la ludoteca; pero, además, siendo obrero en el aeropuerto de Roma, Giacomo que también es escritor publicado, destina los ingresos que le producen sus libros al mantenimiento de este espacio de aprendizaje que lleva el nombre de su padre.

Fue una ocasión verdaderamente memorable en la que estuvimos acompañados por un puñado de nuestros amigos más cercanos, quienes aprovecharon para dirigir juegos, poner en práctica algunas de las actividades lúdicas que serán parte de nuestra cotidianidad y, lo más importante, desplegaron sus buenas vibras para que nuestro salón de juegos sea desde ahora el germen de desarrollo de planes más ambiciosos y niños mejor preparados para enfrentar los retos de estos tiempos.

Nosotros no podemos más que festejar y agradecer la cercana  presencia de colaboradores, amigos y beneficiarios del programa Bibliomulas Mérida, que ahora expande su radio de acción desde un espacio bonito y amable concebido para cosas buenas.

En una intervención desde su casa de Roma, Giacomo dijo algo que para nosotros resume motivos de mucho orgullo; por eso, queremos compartir sus palabras, pues sentimos que en estos tiempos tan complicados, una virtud principal del hombre y las instituciones es la honestidad:


-      Bibliomulas  es es un proyecto en el que se ve a donde va el dinero: todas las donaciones se ven, en cada libro, en cada juguete, en el color de las paredes y en todo niño que aprende divirtiéndose -

Cada vez aumentan más los motivos para una enorme gratitud. 


Inauguración Ludoteca Gabriele Sanesi, 17 marzo 2021

 En esta nueva entrada, vamos a compartir imágenes y videos de la 

Inauguración Ludoteca Gabriele Sanesi, 17 marzo 2021.

Pronto una entrada dedicada a contar el evento.

Acá pueden ver la mejores fotos que hemos seleccionado, realizadas por parte del camarógrafo Marcos Pollini (@marcshots_):

Imágenes de la Jornada



Y acá pueden apreciar unos videos:

Plegaria para el ascenso


Presentación Rosa Elena Acevedo, presidenta de Uniandes


Palabra de Giacomo Sanesi


Inauguración y corte de cinta


Palabras de Javier Guedez


Portal de Kuentonautica


Ritual Kuentonautica parte 2


Ritual y juego para afirmar positividad y buenos auspicios para la nueva ludoteca:
Piensa bonito, dilo bonito y hazlo bonito!


Gracias a todos por participar en esta aventura:

Un gracias particular a Naty, nuestra coordinadora del proyecto, que ha puesto alma y corazón en esta tarea y sueño!

Muchas gracias a Giacomo, su esposa Blue y sus maravillosos padres: Ahora Gabriele, de Roma, está presente entre los niños de Mérida !!!

Grazie mille a Giacomo, sua moglie Blue e i sui splendidi genitori:
Ora Gabriele, da Roma, é presente tra i bambini di Merida!!!











miércoles, 17 de marzo de 2021

PLEGARIA PARA EL ASCENSO

AUTORA: Emilia Márquez

Los sueños forman parte de la vida de las personas, y, la Ludoteca Gabriele Sanesi, hoy inicia un recorrido que sustenta las ilusiones de varias personas de cerca y de lejos, una propuesta que quiere ser ruta hacia la cumbre, usando palabras de los escaladores de las altas montañas.

Y en sintonía con este tema, hoy tomando las líneas de un libro titulado “Camino a la cumbre”, una suerte de bitácora escrita por Vicente Lecuna sobre el viaje de unos venezolanos temerarios y soñadores hacia el Everest, acompañados de los sherpas “gente del este” en el Himalaya, porteadores de la cumbre, queremos emular las plegarias del ascenso con estos alegóricos banderines dispuestos en este espacio para recibirles.  


Al iniciar la escalada, los excursionistas junto a los sherpas, realizan la puja, una ceremonia de bendición de la expedición para iniciar la subida de la montaña, se levanta entonces una construcción de piedra y sobre ella se monta un mástil al que se atan las cuerdas con banderas de oración, en la firme creencia, de que cuando el viento agita, se elevan las plegarias como voces a las montañas.

De este modo, hoy nuestro proyecto quiere emular con estos banderines multicolores, los mantras simbolizados en el ritual colorido, sonoro e impactante, de los sherpas al pie de la encumbrada montaña, abriendo este espacio a niños y jóvenes con el propósito de acogerlos como espíritus libres y creativos, en actividades de armonización y crecimiento que apoyen el ascenso a la cumbre de su vida. En su ondear nos abrimos al aire fresco, ponemos intenciones, esperanzas y anhelos de protección, así como desplegamos maneras de activar la creatividad, la productividad junto a la alegría de coloridos momentos futuros.

Desde las ideas expresadas por Michéle Petit, esta antropóloga de larga trayectoria en investigaciones sobre la lectura con lectores vulnerables, creemos, que un libro, un encuentro con un lector y nuevas prácticas lúdicas y estéticas, permitirán a  niños y jóvenes re-significar sus vidas, encontrando junto a un mediador la forma de conjugar experiencias y transformarlas,  hallando los motivos que les ayudarán a elevarse por encima de los aprietos y las desventuras para hacer tentativas novedosas y emprender caminos  hacia la cima.

Por eso y para nuestro futuro juntos, les invitamos a colocar junto a nuestras coloridas plegarias, aquellas que ustedes, seguidores y amigos, crean necesarias para que conectados con la conciencia profunda desde este espacio se haga posible crear rutas y posibilidades para hacer cumbre….  Gracias¡¡¡

jueves, 4 de marzo de 2021

GRATITUD IMPOSTERGABLE

Algunas veces, el  resultado de las historias no es el que uno quiere vivir. La vida es complicada y algunos eventos permiten lecturas desafortunadas y mensajes llenos de claves que son mejor no descifrar. Algo así sentimos en Bibliomulas: después de un par de semanas en los que no hemos dejado de buscarla, lamentamos mucho dar por terminada (y por infructuosa) la búsqueda de Morichala.

La razón fundamental es que estamos obligados a seguir adelante. No esperábamos vivir este mal rato y mucho menos en las actuales circunstancias; pero, es lo que ha ocurrido y no tiene mucho caso lamentarlo por más tiempo, aunque cada uno de nosotros elaborará su pérdida de la manera que mejor pueda. Bibliomulas no puede detenerse, tenemos un compromiso definitivamente firme con nuestras comunidades de aprendizaje y, por supuesto, con los niños de Mérida y tenemos, además, el honor de ser quizás, los únicos que aún persisten en la modalidad “equina” de promoción de lectura en Venezuela. De modo que,  nuestros proyectos siguen adelante, hasta que una nueva mula vuelva a completarnos.

Puestos a hacer balance de estos días difíciles, sin embargo;  encontramos razones importantes para sentirnos orgullosos: hemos podido darnos cuenta - una vez más -  del afecto que la ciudad profesa a nuestro proyecto y eso nos reconforta por la certeza de saber que algo estamos haciendo bien; a todos los amigos, a todos los vecinos, a todos los habitantes de El Rincón, Loma de la Virgen, El Caucho, Las Quebraditas, Lumonty, La Pedregosa, Los Curos, Loma de los Maitines y zonas aledañas, nuestro abrazo de gratitud y nuestro compromiso, nos brindaron un apoyo invaluable.


A todos los que por habitar esta ciudad que nos acoge se convierten en Merideños, muchas gracias, fue reconfortante ver como por todos los medios a su alcance, la gente de nuestra ciudad salió a buscar a Morichala con nosotros.  A los incontables amigos de Bibliomula, cuyas llamadas diarias y preocupación constante hizo más llevadero el camino a la mala noticia, gracias.

A los medios de comunicación, especialmente a nuestra emblemática Televisora Andina de Mérida, su director y buen amigo nuestro, el señor  Nelson Aguilera, la señora Danitza Suarez, El licenciado Jorge Villet, el señor William Lozada y todo su equipo técnico y humano, por haberse tomado la tarea para ellos y convertirla en noticia permanente.

También, por supuesto, a las emisoras de radio de la ciudad: Onda 105.3 FM,  Éxitos 100.9. Nuestra amiga Eva María Molina de 97.5 FM, la estación YVKM y todas las otras emisoras FM  del estado Mérida, quienes aún difunden noticias y contribuyen a formar conciencia sobre nuestro programa.

Buscar a Morichala no fue fácil, sabemos que lo hicimos en profundidad aunque sin resultados satisfactorios y que,  en esa tarea,  la mano amiga de diversas organizaciones fue fundamental: El Grupo de Rescate Halcón Andino, especialmente al señor Omar Peña,  y a  los integrantes de Defensa Civil quienes contribuyeron con su experiencia a armar equipos de búsqueda y acompañar voluntarios en la tarea. Los amigos de La Fundación Don Bosco; el señor Luis Enrique Dávila de La Cosecha de Los Andes y todos  los que suministraron refrigerios y apoyo logístico durante las jornadas de trabajo de rescate.

A los miembros de FUNDAEVENTOS por su tarea de captar voluntarios, a UNIANDES y todo su personal, en especial nuestra querida Rosa Elena Acevedo, por su permanente apoyo en tareas de difusión y a nuestros amigos de @liendoescribe quienes se anotaron en el esfuerzo de hacer saber lo que estábamos viviendo.

Dejamos de último, no porque sean poco importantes sino, al contrario, porque son el combustible diario,  a un grupo cercano de colaboradores y amigos incondicionales. Debemos nombrarlos aunque corramos el riesgo de dejar un nombre por fuera (si eso sucede pedimos disculpas muy sinceras y admitimos cierta torpeza a la luz de los días llenos de preocupación) pero, si insistimos en mencionarlos en contra de lo que aconseja el buen juicio, es porque destacaron en la cotidianidad: Pedro Boada, quien produjo y editó los videos que circularon, Emilia Márquez, cuya voz invitó a los merideños una y otra vez a encontrar a la mula, Alcira Ramírez cuyo apoyo para todo lo necesario fue tan efectivo y sincero como pudimos desearlo. Geanet Garcia, Thairy Moreno y Lenny Aldana cuyos espacios radiales estuvieron siempre a la orden de nuestro deseo de ponerle fin al mal rato.

Hemos hecho un sincero ejercicio de gratitud con el que cerramos este capítulo triste. Si Morichala aparece en algún rincón de esta ciudad llena de escondrijos y regresa a nuestra casa, podremos decir que merecemos un milagro; pero, si eso no ocurre como cabe suponer, siempre recordaremos que Mérida estuvo con nosotros y se hizo una voz junto a la nuestra.

Vendrán otros tiempos y otra mula. A Bibliomula no la detiene un revés que, aunque grande, puede superarse. Estamos seguros que en esta nueva etapa y ante los nuevos proyectos, tendremos la solidaridad y el apoyo de ustedes y muchas otras personas.

Gracias de corazón, Dios se los pague.