PRE NAVIDAD EN LA LUDOTECA

  Uno de los mayores disfrutes de la Navidad está en las horas que destinamos a prepararnos para su llegada y la cantidad de cosas que, rela...

domingo, 1 de octubre de 2023

En Ejido es la cosa


Considerada por muchos el gran dormitorio de Mérida, la ciudad de Ejido cada vez se integra más, con voz propia, a nuestra vida cotidiana. A escasos 15 minutos de distancia del centro histórico de Mérida, Ejido ha sido muy afortunada en eso de tener lo que una ciudad requiere para desarrollarse, iniciativas ciudadanas muy valiosas e identidad propia.

De verdad, no deja de ser un pedazo interesante de la ciudad, aunque exige respeto a sus costumbres y, como no, a su manera de hacer las cosas.

Sin embargo, no es un pueblo aislado; gracias a excelentes vías de comunicación y cierta tozudez de sus habitantes, Ejido crece y obtiene los beneficios de su crecimiento de quienes se esmeran en darlos.

Era solo cuestión de tiempo, pues, que buscáramos la vuelta para llevar nuestras alforjas hasta allá. Ese momento, por suerte ha llegado de la mano de nuestro mediador de lectura, el señor Pedro Maldonado, monitor de lectura y conocedor en profundidad de los “vericuetos” por donde debíamos lanzarnos a esa carrera; eso obró el milagro: Bibliomulas ha llegado a Ejido.


Por ahora sin Canela, porque transportarla es muy engorroso (no podemos ponerla a caminar entre Mérida y Ejido así nada más…) los viernes empiezan a ser el día de lectura en comunidades de Ejido. Hemos empezado en el sector Bella Vista, a la entrada de la calle Lara gracias a la gentileza de la profesora Virginia Rivas, quien sirve de perfecta anfitriona en su casa a los niños que desean beneficiarse libremente de nuestras alforjas, pasar un buen rato y, además, tener la guía de educadoras de postín, como las profesoras Alba Rondón y Libia Navarro.

Por lo pronto, estaremos evaluando comunidades y propiciando el trabajo de compartir lecturas en entornos lúdicos de aprendizaje; más tarde evaluaremos también, la posibilidad de poner al alcance de sus manos todos nuestros otros proyectos.

Con Ejido, suman 4 las comunidades foráneas que atendemos regularmente, todas en puntos equidistantes del estado Mérida. A este universo debemos agregar las comunidades urbano/rurales que hace años reciben a Canela, la Ludoteca Gabriele Sanies y las alianzas que nos permiten trabajar con la Fundación Don Bosco y el Jardín de la Esperanza y podemos sentirnos satisfechos.

Con nada trabajamos mucho; de eso se trata.