Una vez y otra en La Vergara

Ya hemos hablado de lo que significa La Vergara Alta para Bibliomulas. Hemos dicho muchas veces que ese proyecto nuevo, nacido de las casual...

viernes, 30 de septiembre de 2022

Ser la noticia

Si pudiéramos evitarlo, preferiríamos no hacer mención de nuestro trabajo, dejando que el tiempo y las voces generosas de los amigos nos pongan en el sitio que creemos merecer; sin embargo, hoy día es una excelente práctica de negocios permanecer en la palestra pública. Decimos, además, "negocio" de una forma muy peculiar puesto que nuestro "negocio" es conseguir los recursos que nos permiten funcionar exitosamente.

Por eso, nos ha alegrado mucho recibir el privilegio de ser invitados a una agradable tertulia con los miembros de Caracas Press Club. Ellos se enteraron de nuestra existencia y querían saber más del trabajo que hacemos en Mérida. De modo que, muy en la onda de los tiempos actuales, programamos un ameno encuentro "on-line".

Fue una distendida charla en la que hubo "click" inmediato y, la verdad, para nosotros fue una ocasión impagable para regar la voz de lo que hacemos y somos. Acostumbrados a la naturalidad de nuestro diario quehacer, a veces nos olvidamos de la importancia que tiene contar el cuento.

Nadie mejor para eso que este prestigioso grupo de profesionales de la comunicación reunido bajo el nombre de Caracas Press Club hace ya algunos años, un espacio para compartir información con el mundo; pero, también para dar a conocer las cosas buenas que ocurren en el país. Un espacio en el que el pensamiento, la investigación y la sesuda documentación que debe acompañar la difusión de hechos relevantes es el objetivo principal.


Eso exactamente fue lo que ocurrió en este encuentro: como viejos amigos, tuvimos la oportunidad de contar con detalle lo que es Bibliomulas, lo que hace y ha hecho durante más de 12 años, compartiendo anécdotas que empezaron a poblar la memoria, para dar a conocer nuestro programa. Cosa que, esperamos sirva para que, dándolo a conocer, algún otro soñador decida cargar una mula de libros y ponerla a recorrer campos y sembradíos en cualquier pueblo de este inmenso país.  Aunque no somos ejemplo de nada, sabemos (eso nos gusta compartirlo) que, si nosotros logramos salir adelante, usted también podrá hacerlo.

Estamos muy agradecidos al Caracas Press Club por su tiempo y por la amable simpatía de sus miembros. Esperamos que esta conexión surgida se mantenga y sea provechosa para ambos.