Una vez y otra en La Vergara

Ya hemos hablado de lo que significa La Vergara Alta para Bibliomulas. Hemos dicho muchas veces que ese proyecto nuevo, nacido de las casual...

domingo, 28 de marzo de 2021

OFICIALMENTE, LA LUDOTECA ES UN HECHO

El pasado miércoles 17 de  marzo, vivimos la oportunidad de reencontrarnos con la esencia de lo que somos. A pesar de todas las vicisitudes y malos días vividos, le pusimos formal cara a una buena noticia que, sobre todo, es un sueño largamente deseado, por el que trabajamos duramente: el miércoles pusimos en funcionamiento, con un sencillo acto lleno de rostros afectuosos y cercanos, la Ludoteca Gabriele Sanesi.

Descrita como un escenario propicio para que niños y adolescentes disfruten la aventura de imaginar, combinar, modificar, construir y re-crear, mediante prácticas lúdicas de animación que les permitan el acercamiento a libros, a la experimentación, a medios tecnológicos, al disfrute de juguetes y juegos que les favorezcan en aspectos cognoscitivos, emocionales y de interacción social; la ludoteca se concibe como un espacio organizado para el entretenimiento, abierto a la aventura de  aprender desde una postura divertida dirigida a bebes y a sus padres, niños y adolescentes.

El proyecto que ya es una realidad fue ideado para la realización de actividades que pretenden generar un sentido de intercambio e interacción entre grupos etarios, propiciar el  acercamiento a la palabra escrita, a la exploración del mundo de manera creativa, a despertar la fantasía, mediante el arte, la música, el apoyo en la ciencia y en el atractivo de la tecnología,  la aproximación orientada  a  juegos y  juguetes de diversos tipos y con diversidad de propósitos.


Le hemos puesto corazón y ganas, sobre todo después de habernos quedado sin el apoyo de Morichala, la mula que es la razón de ser de nuestra organización, pues comprendimos rápidamente que la ludoteca será seguramente un espacio que suplirá en buena medida lo que Morichala nos permitía y además, abrirá caminos para emprender tareas en otras áreas de fundamental importancia para nosotros.

-          Creemos en Bibliomulas porque así como en la infancia de mis padres, las mulas transportaban armas para la guerra, ahora transportan libros para que los niños aprendan a entender un mundo más humano y hagan la paz. Mi padre, Gabriele fue quien me enseño a leer, por eso estoy feliz de que la Ludoteca lleve su nombre

Quien así habla es Giacomo Sanesi, el principal promotor de este nuevo plan. Sanesi, amigo de Bibliomulas desde hace algunos años vino de visita hace algún tiempo y en esa visita hablamos por primera vez  de la ludoteca. Como él se entusiasmó con la idea, decidió convertir su boda que se realizaría pronto en Italia, en una gran fiesta de recolección de fondos para poder construir la ludoteca; pero, además, siendo obrero en el aeropuerto de Roma, Giacomo que también es escritor publicado, destina los ingresos que le producen sus libros al mantenimiento de este espacio de aprendizaje que lleva el nombre de su padre.

Fue una ocasión verdaderamente memorable en la que estuvimos acompañados por un puñado de nuestros amigos más cercanos, quienes aprovecharon para dirigir juegos, poner en práctica algunas de las actividades lúdicas que serán parte de nuestra cotidianidad y, lo más importante, desplegaron sus buenas vibras para que nuestro salón de juegos sea desde ahora el germen de desarrollo de planes más ambiciosos y niños mejor preparados para enfrentar los retos de estos tiempos.

Nosotros no podemos más que festejar y agradecer la cercana  presencia de colaboradores, amigos y beneficiarios del programa Bibliomulas Mérida, que ahora expande su radio de acción desde un espacio bonito y amable concebido para cosas buenas.

En una intervención desde su casa de Roma, Giacomo dijo algo que para nosotros resume motivos de mucho orgullo; por eso, queremos compartir sus palabras, pues sentimos que en estos tiempos tan complicados, una virtud principal del hombre y las instituciones es la honestidad:


-      Bibliomulas  es es un proyecto en el que se ve a donde va el dinero: todas las donaciones se ven, en cada libro, en cada juguete, en el color de las paredes y en todo niño que aprende divirtiéndose -

Cada vez aumentan más los motivos para una enorme gratitud.